Categorías
Uncategorized

¿Estás saliendo con tu teléfono más que con tu pareja?

La peculiar verdad sobre las redes sociales y las relaciones

¿Alguna vez te has sorprendido revisando tu teléfono mientras estás en una cita con más frecuencia de la que parpadeas?

Es como si todos estuviéramos casados con nuestras pantallas, ¿verdad?

Y no olvidemos el ritual de la hora de acostarse: solo tú, tu teléfono y el interminable desplazamiento por las redes sociales, mientras que el ser humano real a tu lado está tan olvidado como el meme del año pasado.

Bienvenido al triángulo amoroso moderno: tú, tu pareja y tu siempre bullicioso feed de redes sociales.

Cómo las redes sociales se convirtieron en la tercera rueda
¿Recuerdas aquellos días en los que la gente hablaba entre sí en los restaurantes, sin mirar sus teléfonos cada cinco segundos?

Sí, yo tampoco.

Hoy en día, se trata de publicar esa comida perfecta en Instagram antes de que puedas probarla.

Pero aquí está el truco: mientras estás ocupado compartiendo tu vida con el mundo, es posible que te estés perdiendo momentos reales con las personas que tienes delante.

El aniversario olvidado
Imagínate esto: Jamie y Alex planearon una cena especial para su aniversario.

Mesa puesta, velas encendidas y, en lugar de mirarse a los ojos, ambos están con la cabeza gacha, perdidos en las junglas de Facebook y Twitter.

Para cuando llegó el postre, compartieron todo con sus seguidores, pero apenas una palabra entre ellos. Romántico, ¿eh?

Lo bueno, lo malo y lo feo de nuestra obsesión por las redes sociales
Sin embargo, no todo es pesimismo.

Las redes sociales nos mantienen conectados con amigos y familiares de todo el mundo, ¡lo cual es fantástico!

Es como tener un portal mágico que te permite echar un vistazo a las vacaciones de tu mejor amigo o a la celebración del nuevo bebé de tu prima.

Pero, ¿cuándo pasa de ser una herramienta deliciosa a un hábito compulsivo que mordisquea nuestra salud mental y nuestras relaciones personales?

Detecta las señales: ¿Estás en una relación tóxica con las redes sociales?

¿Te sientes ansioso o perdido sin tu teléfono?
¿Desplazarse por Instagram es lo último que haces antes de dormir y lo primero que haces cuando te despiertas?
¿Encuentras más alegría en los «me gusta» y las acciones que en los cumplidos de la vida real?
Si asintió afirmativamente a cualquiera de estos, es posible que su historia de amor con las redes sociales necesite una revisión.

Reconfigurando nuestros hábitos sociales para relaciones más saludables
Vamos a cambiar un poco las cosas.

¿Qué tal un reto?

La próxima vez que salgas con amigos o familiares, haz que sea una salida sin teléfono.

Guarda esos artilugios en el coche o guárdalos a escondidas.

¡Impactante, lo sé!

Pero te sorprenderá cómo fluye la conversación cuando nadie está preocupado por capturar la selfie perfecta.

La vida real gana a los likes
Jenny decidió ir a una desintoxicación digital durante una semana, ¿y adivina qué?

Redescubrió pasatiempos que olvidó que amaba, como pintar y escribir poesía.

Se conectó con su pareja a un nivel más profundo y, de hecho, terminaron una conversación sin que una sola notificación los interrumpiera. ¡Revolucionario!

Da el paso:
Entonces, ¿estás listo para recuperar tu vida y tus relaciones de las garras de las redes sociales?

Empieza poco a poco.

Designe zonas libres de tecnología en su hogar o momentos específicos del día en los que simplemente disfrute del momento.

Comprométete con tu pareja, tus hijos o incluso tus mascotas con toda la atención. Ellos se lo merecen, y tú también.

Y oye, si encuentras valor en desconectarte aunque sea por un rato, comparte tu experiencia en los comentarios o, mejor aún, habla de ello a la antigua usanza: cara a cara.

Comencemos una conversación que no necesite Wi-Fi. ¿Te apuntas?

¿Listo para recuperar el verdadero romance?

La ciencia nos empuja a colgar el teléfono y captar las vibraciones que realmente importan.

La investigación muestra consistentemente que las interacciones significativas y sin tecnología aumentan la satisfacción de la relación (Personal Relationships, 2017).

Al dedicar tiempo libre al teléfono, podemos fortalecer los vínculos y crear conexiones más satisfactorias.

Entonces, ¿qué tal si hacemos de nuestra próxima cita una zona sin teléfono y redescubrimos el arte de la conversación?

Créeme, lo único que echarás de menos es el resplandor de la pantalla. Recuperemos la magia de estar realmente presentes. Visita nuestra pagina de Sex shop mayorista y ver nuestros nuevos productos que te sorprenderán!